ORACION A LA VIRGENCITA DE LA MEDALLA MILAGROSA

ORACION DE CONSAGRACION

Postrado ante vuestro acatamiento, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa!, y después de saludaros en el augusto misterio de vuestra concepción sin mancha, os elijo, desde ahora para siempre, por mi Madre, Abogada, Reina y Señora de todas mis acciones y Protectora ante la majestad de Dios. Yo os prometo, portar proclamar y difundir siempre tu Santa Medalla Virgen purísima, no olvidaros jamás,  promover en los que me rodean vuestro amor. Recíbeme, Madre tierna, desde este momento y sed para mí el refugio en esta vida y el sostén a la hora de la muerte.  Tú que te manifestaste a Santa Catalina Laboure como mediadora de todas las gracias atiende mi plegaria.  En tus manos maternales dejo todos mis intereses espirituales y temporales y te confío en particular  la gracia que me atrevo implorar de tu bondad (se hace la petición).

Para que la encomiendes a tu Divino hijo y le ruegues concedérmela si es conforme a tu voluntad y ha de ser para bien de mi alma. Eleva tus manos al Señor y vuélvelas luego hacia mí Virgen Poderosa: envuélveme en los rayos de tus  gracias  Para que a la luz y el calor de esos rayos me vaya desapegando de las cosas terrenas y pueda marchar con gozo en tu seguimiento hasta el día en que bondadosa me acojas en las puertas del cielo. Mientras tanto, te entrego y consagro plenamente como propiedad tuya  mi cuerpo y mi alma, mi mente mi espíritu,  potencias, sentidos, entendimiento, corazón y vida, dejándote el pleno derecho de disponer sobre mi  y sobre todos los míos, sin exceptuar nada, conforme a tu beneplácito, para la mayor gloria de Dios por el tiempo y toda la eternidad. Amén. Gloria la Padre…
….

DESDE LO MÁS PROFUNDO DE NUESTRO CORAZON

Como no testimoniar tan grande bendición, si desde el momento en que llegaste a nuestra casa que ahora es tuya; todo tiene otro color. Devolviste Madre Inmaculada de la Medalla Milagrosa el sentido a nuestras vidas, justo en el momento en que todo parecía perdido. Nos has llenado de gracias celestiales, de amor y devoción hacia tan majestuosa y celestial señora; a través tuyo a Nuestro Señor. Seguramente así lo tenía destinado el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Gloria a ti Señor Jesús; A través tuyo comprendimos, que la única y verdadera razón de los hijos de Dios, es vivir para alabarlo, servir y ayudar a los demás, sin esperar nada a cambio, solo la esperanza de la vida eterna y el encuentro con Dios y la Virgen que es nuestra madre.

"CON TUS RAYOS DE LUZ DERRAMAS BENDICIONES CON LAS MANOS CARGADAS DE GRACIAS
CELESTIALES A TODOS ESOS HIJOS QUE VIENEN A INVOCARTE CON LA FE Y DEVOCION DE
QUIEN QUIERE ALABARTE ILUMINA NUESTRA MENTE EL CORAZON A TU SERVICIO QUE
TU MISERICORDIA EN LA SANTA MEDALLA NOS LLEVE A LA SALVACION DE NUESTRAS
ALMAS OH CELESTIAL MARIA MI REINA DE LOS ANGELES ASI COMO ESPERASTE A SANTA
CATALINA PERMITIENDO SUS BRAZOS POSAR EN TUS RODILLAS DEJAME QUE ME POSTRE A TUS
PIES PARA IMPLORARTE
".

 

ORACION DE JUAN PABLO II

¡Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Vos. Ésta es la oración que tú inspiraste, oh María, a santa Catalina Labouré, y esta invocación, grabada en la medalla la llevan y pronuncian ahora muchos fieles por el mundo entero. ¡Bendita tú entre todas las mujeres! ¡Bienaventurada tú que has creído! ¡El Poderoso ha hecho maravillas en ti! ¡La maravilla de tu maternidad divina! Y con vistas a ésta, ¡la maravilla de tu Inmaculada Concepción! ¡La maravilla de tu Fiat! ¡Has sido asociada tan íntimamente a toda la obra de nuestra redención, has sido asociada a la cruz de nuestro Salvador!
Tu corazón fue traspasado junto con su Corazón. Y ahora, en la gloria de tu Hijo, no cesas de interceder por nosotros, pobres pecadores. Velas sobre la Iglesia de la que eres Madre. Velas sobre cada uno de tus hijos. Obtienes de Dios para nosotros todas esas gracias que simbolizan los rayos de luz que irradian de tus manos abiertas. Con la única condición de que nos atrevemos a pedírtelas, de que nos acerquemos a ti con la confianza, osadía y sencillez de un niño. Y precisamente así nos encaminas sin cesar a tu Divino Hijo.
Te consagramos nuestras fuerzas y disponibilidad para estar al servicio del designio de salvación actuado por tu Hijo. Te pedimos que por medio del Espíritu Santo la fe se arraigue y consolide en todo el pueblo cristiano, que la comunión supere todos los gérmenes de división que la esperanza cobre nueva vida en los que están desalentados. Te pedimos por los que padecen pruebas particulares, físicas o morales, por los que están tentados de infidelidad, por los que son zarandeados por la duda de un clima de incredulidad, y también por los que padecen persecución a causa de su fe.
Te confiamos el apostolado de los laicos, el ministerio de los sacerdotes, el testimonio de las religiosas. Amén.

 

 

E:mail: casitadelavirgensoledad@gmail.com; FACEBOOKCasita de la Virgen de la Medalla Milagrosa
http://www.casitadelavirgendelamedallamilagrosa.org - Dirección:Cr 22 # 40-84 Barrio la Soledad.
Telefono: 3118197299 - Bogotá-Colombia